sábado, 5 de diciembre de 2015

DULCE DE MEMBRILLO PASO A PASO








Receta de membrillo o dulce de membrillo, paso a paso. Es una receta muy simple, los membrillos se dan a finales de verano y otoño. Tienen una carne muy dura pero una vez cocidos quedan como una compota, blanditos y muy sabrosos.

La verdad es que era la primera vez que me enfrentaba a los membrillos y digo bien, literalmente, pues mi sorpresa fue mayúscula cuando empezaron a cocer, tenía frente a mí el "honor del membrillo" que no consentía perder su dureza, vamos "antes duro que blandito", (...... sí, sé en lo que estáis pensando....similitudes hay muchas)". !No nos despistemos! Vamos a lo que vamos, que ahora viene la parte anecdótica.

Pues sí, parece que el membrillo se revela cobrando vida, ya que al ponerlo a cocer, salpica constantemente, en plan "al ataque", es decir, las salpicaduras son como un volcán en ebullición y claro, queman y como no hay que dejar de removerlo se convierte en una odisea, parece una auténtica lucha contra él y así me defiendo yo: con la tapadera en una mano, la pala de madera en la otra removiendo, un trapo en el brazo, -en plan escudo- y la crema para quemaduras al lado, -esto es por si acaso-, a ver, no es para asustarse pero "más vale prevenir que curar" jejejeje, y todo para que no se pegue y se queme!!!!



Os dejo la foto demostrativa que da fé de cómo se pone todo en el paso a paso. Pero no lo dejéis ni un instante solo, se quemará en cuanto se dé cuenta (el membrillo) de que estás despistado!!!!


¡Ánimo que vosotros podéis con ello!


Le doy las gracias a mi amigo Juan Carlos Alonso de Gastronomia en verso del que saqué esta trepidante receta y que ahora comparto con vosotros.
 

INGREDIENTES:

  • 2 kg. de membrillos. 
  • Azúcar (dependiendo del peso en limpio de la carne del membrillo).  
  •  
ELABORACIÓN:
 
Se lavan los membrillos porque tienen una pelusita en la piel. Se pone una cazuela con agua para cubrirlos y se meten enteros y con piel. Se dejan cocer unos 30 min. Se sacan y se dejan enfriar un poco antes de pelarlos para que no nos quemen.


Se pelan y se les quita las semillas. Se trocean y se pesan para saber qué cantidad de azúcar le corresponde, pues son 500grs. de azúcar por cada kilo de membrillo troceado. Admite más azúcar pero para mi gusto estaría demasiado empalagoso.
 
  
 
Se tritura el membrillo cortado y el azúcar. 
 

Se pone en una cazuela a cocer a temperatura media (en el 6 de 9 niveles en vitrocerámica) y sin dejar de remover durante unos 30 o 40mts.(teniendo en cuenta lo que os conté en la entrada de la receta, que salpica con virulencia y quema). Si tenéis una cazuela muy alta usarla, así, aunque sea más incómoda de remover no notaréis las salpicaduras tanto.
 
 
Veis cómo se pone todo salpicado. Taparlo, taparlo y no dejes de remover.   

 
Hasta que quede como la textura de una mermelada o empiece a oscurecer. Tiene que quedar clarito, no dejar que se caramelice pues se puede quemar. 
           

Se pone en un molde alargado y se deja enfriar.   

 
Una vez frío lo desmoldamos.  
  
 
Un buen acompañante es el queso blando, tipo gallego Arzúa-Ulloa o similar, el que más os guste. Las dos texturas y contrastes, dulce-salado, son de lo más agradable al paladar.

En Galicia es un postre muy típico así, con queso.

Lo he decorado parecido a una cara del cubo de rubik y si lo ampliáis añadiendo más cubitos sería tipo tablero de ajedrez, que queda muy original.

Tan simple y tan resultón.   
 
Con cariño.
                                                                                      SUSANA 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por participar en mi blog. Vuelve pronto a visitarme. Con cariño. Susana.