jueves, 11 de junio de 2015

TORRIJAS DE LECHE



 Bueno, creo este postre muchos de nosotros lo recordamos de cuándo éramos pequeños y que tanto nos gustaba sin tener problemas de engordar o similar, en aquel momento era saber cuántas te ibas a poder comer sin que te quedaras apenas sin probarlas cómo te descuidases, pues con tantas hermanas solía suceder.
 

  Quiero dedicárselo a mi madre, Charo, que falleció hace poco. En Semana Santa le apetecía comer torrijas, ya que ella las hacía siempre, así que se las hice poniendo todo mi empeño, y sobre todo, mucho cariño.

 Desde este blog quiero sentirla tan cerca como siempre la he sentido al escribír cada entrada.


INGREDIENTES:





  • 1 barra de pan blanco del día anterior.(De picos o piña, es como se denomina en los supermercados como Eroski o Mercadona).
  • 1 litro de leche.
  • 100 grs de azúcar.
  • 1 canela en rama.
  • 1 o 2 huevos para rebozar.
  • Canela en polvo para espolvorear.
  • Azúcar para espolvorear.
  • Aceite de girasol para freír.
     Opcional: hacer un jarabe para bañarlas una vez elaboradas: 
  • 200 grs. de miel. 
  • 500 ml. de agua.

ELABORACIÓN:



Cortamos el pan del día anterior en rebanadas en sentido oblicuo y de un centímetro de grosor.  Esto es muy importante que sea del día anterior porque sino se quedan muy blandas con la leche y se hacen papilla, si es del día anterior tiene más consistencia y no se deshacen.
 

 Se pone las rebanada extendidas en una fuente, un poco honda, para que al echar la leche las cubra.
 

Ponemos a hervir la leche con el azúcar  y la rama de canela y antes de que empiece a hervir se retira.
 

Colamos la leche para que no les caiga la canela.

 
Se echa sobre el pan y se le va dando la vuelta para que las empape.



 Una vez empapadas, se baten dos huevos y las vamos  rebozando de una en una y por todos los lados. Se pueden rebozar y reservar unas poquitas.  


 A continuación las echamos en la sartén con aceite de girasol a fuego medio alto, en vitrocerámica  en el 6 o 7 (de 9 niveles).


Se fríen pocas a la vez para que no se enfríe el aceite. Tienen que flotar para evitar que las rebabas del huevo que se queda en el fondo se adhiera a la rebanada y queden feas. 


Tienen que quedar doraditas pero no demasiado tostadas.


Las colocamos en una fuente con papel absorbente y una vez frías se les espolvorea con azúcar y canela que podemos mezclar antes y así es más fácil espolvorear por igual.

OPCIÓN JARABE: 
 

La otra opción es hacer un jarabe dónde se pone a hervir el agua con la miel.


Y se deja reducir durante 15 mts o hasta que espese un poquito. Colamos.


Una vez fritas se rocían con este jarabe y se deja que lo absorba.

 
Este es el resultado tan blandito y blanquito y..... suave al paladar.


CONSEJO:


  • El pan puede ser el que tengas en casa, pero el resultado cambiará porque la miga no es de la misma textura de un pan a otro pero se pueden conseguir igual de una barra de pan común.
  • En algunos supermercados como Mercadona venden pan especial en estas fechas típicas de Semana Santa para hacer torrijas y en otros como Eroski el de tipo piña lo tienen durante todo el año que es el que yo he utilizado y lo podéis ver en la foto de los ingredientes.
  • La leche puede ser de cualquier tipo, yo siempre uso desnatada y es la que he utilizado, así reducimos un poquito de grasa en el producto. 
                                                       Con cariño
    
                                                                               SUSANA
                                                                                                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por participar en mi blog. Vuelve pronto a visitarme. Con cariño. Susana.