lunes, 12 de diciembre de 2016

Flan de Turrón y Leche Condensada





Receta de Flan de Turrón y Leche Condensada. Esta receta es ideal como postre navideño y también como aprovechamiento del turrón que nos sobra después de Navidad. Sea para lo que sea, que queráis elegir, es un flan exquisito, tanto por el turrón suave y la textura y sabor que le aporta la leche condensada. 
Yo ya lo he repetido en algunas navidades porque nos gustó mucho y además es rápido y sencillo de elaborar, sobre todo cuando estamos liadísimos cocinando el resto del menú navideño en casa. 
Vamos a la receta sin más demora.....

INGREDIENTES:


  • Turrón de Jijona (De almendra blando).
  • 5 huevos
  • 300 ml de leche
  • 300 ml de leche condensada
  • 200 ml de nata para montar (35% grasa) (Crema de leche) o Chantilly en spray.
  • Caramelo líquido (lo podéis comprar o hacer en casa). Yo he usado el de Royal.
Para el caramelo casero: 
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharada de agua. 
Se pone todo en un cazo y esto es muy importante: NO MOVER, dejar que coja el tono de caramelo sin que sea muy oscuro porque se os puede quemar, son unos 15 o 20 min. al fuego o vitrocerámica.  Con una brocha empapada en agua pringar el interior del cazo justo por encima del caramelo, repetirlo cada ratito para que no llegue a pegarse el azúcar  a las paredes y forme cristales en el cazo. Cuándo tome el color deseado retirar y añadir al molde.

Baño María. Horno 180ºC, 45 min

ELABORACIÓN: 
Si hacéis el caramelo, es lo primero que tenéis que preparar.
Troceamos el turrón  y lo ponemos con la mitad de la leche a calentar en el microondas para ablandarlo o en un cazo al fuego.
 Con un tenedor lo vamos mezclando bien con la leche.
Ahora vamos añadiendo los huevos y mezclamos bien.
Seguimos añadiendo el resto de leche y la leche condensada y seguimos mezclando.Yo lo he hecho en el batidor del robot. Los trocitos de almendra que tenga se van a bajar a la base del flan cuando lo pongáis en el horno. No lo trituréis o sabrá demasiado a almendra.
Si usas caramelo líquido envasado, como yo, lo ponéis en el molde como veis en la foto, que pase de los bordes de la base un poco. No tiene que estar totalmente cubierto pues con el calor se disuelve más y se expande.
Añadimos la mezcla al molde despacio.
 Preparamos la bandeja del horno con agua para hacerlo al baño María y precalentamos el horno a 180ºC, unos 45 min. en la posición media, calor arriba y abajo sin aire. Cuando alcance la temperatura, ponemos el molde encima de la bandeja con agua. Cuidado de no salpicar porque quemará. Tiene que cubrir un cm. o un poco más la base del molde.  Esto sirve para que el caramelo no se quede pegado a la base y se pueda desmoldar con facilidad. De no hacerlo al baño María se pegará al fondo y se romperá al intentar desmoldarlo.
Mientras preparamos la nata montada, según instrucciones del envase con un poco de azúcar al gusto. Reservamos en la nevera.
Lo sacamos y con ayuda de un cuchillo lo despegamos de los bordes del molde. 
Ponemos, la fuente que usemos para servir, encima del molde y lo volcamos con decisión y rápido para que no se escurra el caramelo. Retiramos el molde y lo dejamos enfriar, cuando no eche humo lo metemos en la nevera. 
Antes de servirlo lo decoráis. Ponéis la nata montada y fría, en una manga pastelera con una boquilla rizada y lo decoramos al gusto. 


    Os dejo esta última foto con otra decoración muy simple pero muy elegante. 
    Podéis acompañarlo de mermelada de naranja o salsa de naranja si no le queréis poner nata, como en el vídeo de Bruno Oteinza.

Con Cariño

                                   Susana

Fotografía, edición y texto: Susana Rodríguez 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por participar en mi blog. Vuelve pronto a visitarme. Con cariño. Susana.